Uno de los muchos servicios que llevamos a cabo en nuestro taller de coches en Alcorcón es el pulido de los faros, especialmente de vehículos que tienen cierta antigüedad, ya que con el paso del tiempo y el uso, los faros se van volviendo opacos producto de los golpes de pequeñas piedrecitas que se producen durante la conducción.

Al contrario de lo que muchos clientes de Huracán Motor piensan, la tarea del pulido de faros delanteros nada tiene que ver con una operación de mejora de la imagen del coche, sino que es fundamental para garantizar la seguridad en la conducción durante la noche. El motivo es que con unos faros delanteros opacos, disminuye la capacidad de los faros de alumbrar delante del vehículo, sobre todo a distancias cortas, pero además se reduce la visibilidad que tienen sobre nosotros el resto de conductores.

Con el pulido de faros que hacemos en el taller de coches en Alcorcón, esta parte del vehículo vuelve a tener el brillo y sus propiedades intactas, proporcionando una mejora sustancial de la seguridad y la visibilidad al volante en condiciones de poca luz o de noche.

Es una tarea sencilla, que apenas lleva un par de horas, aunque dependerá su complicación del tipo de faro y lo difícil que sea su montaje y desmontaje. Y un apunte: las luces son uno de los principales aspectos que miran en la Inspección Técnica de Vehículos, siendo un factor que puede acabar con un vehículo no apto para circular hasta que no se someta a un pulido de faros.