Si buscas un taller de coches en Alcorcón para verificar el estado de los frenos de tu vehículo, seguro que sabes que este elemento es básico para tu seguridad cuando vas al volante.

Sin embargo, solo el 13,5 % de los conductores españoles serían capaces de reconocer una avería en el sistema de frenos. Por eso, sería positivo que te pasaras por un taller de coches en Alcorcón si tienes la más mínima duda sobre el buen funcionamiento de los tuyos.

Pese a todo, aquí tienes algunos consejos para detectar anomalías que pueda amenazar a su rendimiento.

Lo primero de todo es diferenciar los componentes de un freno: está la parte hidráulica (pedal, bomba, circuito, pinzas) y la parte mecánica (discos y pastillas, zapatas, tambores). Las dos tienen en común ser susceptibles de sufrir averías, deterioro o desgaste.

Respecto a la parte hidráulica, aunque puede haber problemas en la bomba de frenos, la mayoría de deficiencias vienen relacionadas con algún problema en el líquido de frenos, lo cual puedes detectar mediante un par de observaciones: si el color del líquido del depósito va tomando un tono más sucio, oscuro y degradado; y si el tacto del pedal se vuelve esponjoso y falto de firmeza.

Mientras, por la parte mecánica, podemos encontrar otros problemas: un pedal vibrante puede ser síntoma de una deformación en el disco de freno; una frenada inestable, un freno de mano insuficiente, o mayor distancia de frenado caracterizan a unas mordazas de freno en mal estado; y un freno muy duro puede indicar problemas en el servofreno.

Desde Huracán Motor Service te recomendamos que, si en los frenos de tu coche notas algunas de las características citadas, o simplemente si aprecias peores frenadas, vengas para que los revisemos en busca de alguna posible anomalía, pues conducción segura y frenos en mal estado nunca pueden ir de la mano.